octubre 14, 2015


En los segundos finales de nuestro último abrazo
prevalecen las ganas de un nuevo intento,
como una ofrenda a nuestros besos en cenizas
y a las batallas perdidas a contratiempo.

En los segundos finales de nuestro último abrazo
nos inunda la sensación de dejar esta historia a medias,
de habernos guardado lo mejor de cada uno
arriesgándonos  a una eternidad como alma en pena.

En los segundos finales de nuestro último abrazo
conspira el destino contra nosotros,
se reflejan en todos los espejos nuestro pasado
se endurece la cicatriz de todos los corazones rotos.


No hay más música, los libros se caen de los estantes
cada vez pesan más los anillos en mis dedos,
toda la gente que no pude ser, hace fila para lincharme
ya no sueña conmigo la mujer de mis sueños.

Nada es un misterio, muy poca seducción en el aire
cigarros y cerveza se secan en mi garganta impávida,
se esconden los gatos entre la maleza del parque
y la noche silba su canción desesperada….

No hay más música,  palabras que dan y quitan
desnuda el alba, noche sin estrellas, jardín sediento,
terco mi corazón sigue enfrentándose a los días
mientras que dentro de mí se pudre un poeta muerto.

octubre 11, 2015





Nadie puede alcanzar el espacio entre tus dedos
en la plenitud de la víspera a una felicidad imposible,
donde naufragan corazones delirantes en vanos intentos
creyendo entender para que naciste.

A ciegas van en hilera tras el cerco de tus ojos
después de suicidarse sobre escritorios de oficinas canallas,
mientras voy juntando mis partes de entre los escombros
me apiado por lo que les espera bajo la sombra de tus palabras.

Poco a poco te vas alejando sembrando en ellos pesadillas
hilvanando la cruel realidad de los miserables que languidecen,
vas pillando sus almas en un puño como una hoguera encendida
deshaces esperanza bajo la lluvia hipnotizada de noviembre

octubre 05, 2015

Un tímido sol llama torpemente a la ventana
junto a los primeros ladridos del día que son ignorados,
un ejército de puchos de cigarros velan la resaca
lo cruel del tiempo queda en toda su piel, impregnado.

 Feroces bocinas son la banda sonora de la jornada
ya ahora en pie, botellas cretinas se burlan del futuro,
el mismo que sin pena ni gloria le da la espalda
y le sirve a su mala suerte el desayuno.

Ahora caen sobre él, flashes de la noche anterior
usa todas sus armas el recuerdo para aniquilarlo,
no distingue la realidad de la ficción
se reconoce protagonista de un sueño alquilado.



octubre 04, 2015

....Retomo el camino, desempolvo demonios y dejo que mis manos hablen...

Palabras ocultas planeando un vendaval
 a la orilla de un domingo alcoholizado,
 Palabras valientes irrumpiendo la tranquilidad
 de un corazón cobarde y oxidado.

Huyen los versos del alma en pena que les dolía
 ensangrentados en busca de cobijo perenne,
 pidiendo la sombra de quien antes los quería. 
se pasan la tarde lamiendo el recuerdo de lo ausente.

 Palabras impacientes tras pasos de tacones noctámbulos
 presintiendo la llamada incierta del destino,
 palabras eclipsadas por encuentros insanos
 que a pesar de los daños viven añorando lo vivido. 

Y en pleno inventario de los pedazos esparcidos
 siguen fugándose los versos del alma,
 nuevamente un hombre muere en domingo
 para resucitar con la misma canción a inicio de la semana.